terça-feira, 17 de abril de 2012

Mais uma corridinha nos avistamentos


Nota: agradeço a informação a R.R. sempre em cima das "actualizações"! Obrigada.


Foi ali que filmaram o Verão Azul. Querem ver q foi o Javi, o Pancho, o Tito, o Piraña ou a Bea, a Desi ou a Julia?...

(Obrigada, Nuno R.) 

A série roda à volta de um grupo de amigos, que se junta durante as férias de verão na costa sul da Espanha. Ainda que não se mencione a dita localidade na série, esta é Nerja, província andaluza de Málaga.
Estas são as aventuras de um bando composto por cinco meninos e duas meninas de diferentes idades, entre oito e os dezassete anos, aproximadamente, e dois adultos: uma pintora e um marinheiro aposentado. Muitas vezes, o bando resolve mistérios complicados.


http://pt.wikipedia.org/wiki/Verano_Azul

Una pista recibida por la policía portuguesa sitúa a la niña en Nerja.




E os contribuintes de Portugal e de UK a pagar as despesas.





MÁLAGA


La Comisaría General de Policía Judicial recibió una petición de las autoridades lusas para verificar dicha información 

17.04.12 - 01:37 - J. CANO / A. CHECA | MÁLAGA.






La búsqueda de la pequeña Madeleine McCann en España ha vuelto a reactivarse. Una pista recibida por la policía portuguesa sitúa a la niña en Nerja. Los investigadores lusos han trasladado esta información a sus homólogos españoles, que ya han empezado a trabajar en ella para comprobarla, según ha podido confirmar SUR.
La comunicación de las autoridades del país vecino llegó al Cuerpo Nacional de Policía hace unos diez días mediante un correo electrónico en el que se detallaban los datos que había aportado un informante, el cual decía haber visto en Nerja a una niña con un gran parecido físico a Madeleine, que lleva en paradero desconocido desde mayo de 2007.
Las pesquisas han recaído en la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Comisaría General de Policía Judicial, la misma brigada que investiga, entre otros, el caso de Ruth y José, los dos hermanos desaparecidos el pasado 8 de octubre en Córdoba.
Los agentes ya han empezado a hacer gestiones para verificar esta nueva pista, «como se hace con todas las informaciones más o menos fiables que llegan sobre Madeleine», señala una fuente de toda solvencia. La UDEV tiene en la carpeta de asuntos pendientes un 'dossier' con todos los datos de que dispone sobre el caso de la menor.

La investigación en España



No en vano, desde su desaparición, se han comprobado «muchísimas» comunicaciones de personas que decían haber visto a la niña en distintos lugares de España. Tampoco es la primera vez que Málaga aparece en ese mapa. Otra fuente consultada señaló que hace meses se descartó una información que también la situaba en la Axarquía.
La pista de Madeleine se perdió el 3 de mayo de 2007 en un complejo hotelero de Praia da Luz donde se alojaba con sus padres, Kate y Gerry, y sus dos hermanos gemelos. La familia británica se encontraba pasando unas vacaciones en el Algarve junto a otros tres matrimonios, cinco niños más y la madre de una amiga.
Cuando las parejas acudían por la noche a tomar algo en los establecimientos del complejo, se turnaban para ir a ver a sus hijos, que se quedaban durmiendo. Esa noche, fue Kate quien, al visitar las habitaciones, encontró la cama de Maddie vacía, únicamente con el oso de peluche de la menor. La ventana del cuarto estaba abierta.
Archivo del caso
La desaparición tuvo una repercusión mediática probablemente sin precedentes hasta ese momento. La fotografía de la pequeña, que entonces tenía tres años, dio la vuelta al mundo, lo que originó un aluvión de pistas sobre su paradero.
Durante los días siguientes, se rastreó el Algarve por tierra y mar en busca de la niña. Luego se pasó a los interrogatorios. Tras investigar a varios sospechosos, entre ellos a los padres, la policía portuguesa los descartó y archivó el caso en julio de 2008 ante la ausencia de avances. Kate y Gerry siguen convencidos de que se la llevó un hombre. La noche del 3 de mayo, una amiga del matrimonio vio a un individuo con un menor en brazos; su retrato robot fue ampliamente difundido a través de los medios de comunicación, sin éxito.
Cuando se archivó el caso, los McCann pusieron en marcha la Fundación Madeleine para contratar una web, un call center de atención telefónica 24 horas para posibles pistas y un equipo de investigadores. En 2011, la familia publicó un libro en el que se recoge la tragedia que vive con el fin de recaudar fondos para proseguir con la búsqueda.