quinta-feira, 27 de outubro de 2011

PATXI ANDION

Patxi Andion: http://www.republica.com/patxi_andion/








La sombra de una duda

PATXI ANDION









La sombra de una duda es una marca indeleble que persigue de manera inclemente a quien pone a su umbría. Puede torturarle hasta la desesperación y/o la muerte y puede que ni siquiera esta, su muerte, logre disipar la sombra, de forma que incluso pasados años y años de ella, la sombra de la duda planee sobre su vida sin que pueda librarse de ella.






.....presentan un libro o diario de la madre y lo hacen sin haber logrado salir de la sombra de la duda, la que puede que les persiga hasta después de su muerte. Mientras, otra gente convive con las suyas, las que no puede o no quiere, a veces, solventar aunque no por ello eludir. La alargada sombra de la duda........


http://www.republica.com/2011/10/20/la-sombra-de-una-duda_400125/













http://www.republica.com/2011/10/20/la-sombra-de-una-duda_400125/




http://www.abc.es/20111023/cordoba/abcp-paradigmas-inquietud-20111023.html


....... Quizá no haya dos crímenes exactamente iguales, pero la Policía tiene claro que hay casos que se parecen, y que conocer la forma en que pasó algo puede ayudar a esclarecer lo que no se conoce. El caso de la desaparición de Ruth y José tiene también su paradigma, y desde luego no invita para nada a la esperanza.
Una frase terrible, como una divisa de tragedia, cerró hace pocos meses el caso de la desaparición de Alessia y Livia Schepp, dos mellizas suizas de seis años. Decía así: «Nuestras hijas reposan en paz, no han sufrido. No las verás más». Poco después de escribir esta carta a la que pronto iba a ser su ex mujer, Matthias Schepp se arrojó a la vía del tren en Cerignola, Italia. Era el 3 de febrero de este año.
La historia tiene puntos en común con la de los hermanos Bretón. Las niñas estaban con su padre desde el 29 de enero para pasar el fin de semana desde Saint Sulpice, Suiza, donde vivían. El domingo mandó un mensaje de móvil a la madre de las pequeñas para decirle que no devolvería a Livia y Alessia aquella noche, como había acordado, sino que las llevaría directamente al colegio el día siguiente.
Se averiguó entonces que ........................
Enviar um comentário