domingo, 20 de fevereiro de 2011

Entre quem não pode tudo e quem tudo pode....











Isabel García atiende a este periódico en la estación de Santa Justa, el mismo edificio que un día vio lleno de carteles con la foto de Madeleine McCann. "Eso fue muy doloroso para mí. Venía con mi hijo pequeño, que entonces tenía 11 años, y me preguntó por qué la estación estaba llena de fotos de esa niña y no de su hermano.


¿Qué le dije yo? Que el dinero era lo que mandaba, que yo no me podía permitir nada si nadie me ayudaba".





Enviar um comentário