sábado, 3 de julho de 2010

Fazer dinheiro à conta das Vítimas



¿por qué no llaman a Alfredo Castillo? Ah, no… lástima. Tras el éxito de la investigación sobre Paulette ya es procurador del Estado de México. Bueno, ¡que Peña Nieto apoye!

Hablando del caso Paulette. Unos amigos me dicen que vieron a la familia Gebara Farah muy contenta y unida el pasado fin de semana en Tepoztlán, Morelos. En el restaurante El Ciruelo, para más datos. Los dos, Mauricio y Lizette, con su hija. Sí después de tanto pleito están juntos otra vez, habría que nombrarlos para conducir el “diálogo nacional”, ¿no cree? No hay que desperdiciar talento…

Quien ya publicó un adelanto del libro de la “mejor amiga” de Lizette Farah, Amanda de la Rosa, es Gatopardo. El libro se llama “¿Dónde está Paulette?” En el capítulo publicado revela que efectivamente no viajaron solas a Los Cabos y que Lizette sí tuvo allá algo qué ver con un hombre al que llama “El VTP”.
“No supe cómo llamarle, porque a pesar de que Lizette le tenía cariño, no era su affaire, no era su novio, no era su amante, no era su pareja emocional, no era su futuro esposo, ¿cómo se le llama a una relación así?”, dice.

Revela que la policía habló con “El VTP”, quien está enamorado de Lizette… Vaya “mejor amiga”.

http://www.vanguardia.com.mx/ladefensadegomezmont-516225-columna.html

http://www.e-consulta.com/index.php?option=com_content&task=view&id=54323&Itemid=282

http://www.gatopardo.com/numero-113/cronicas-y-reportajes/la-llamada-que-nunca-llego.html?page=1

( 8 páginas - leitura de " verão"- DESCARAMENTO)

" No menos patético es el caso de la muerte de la infanta Paulette Gebara Farah, imagen en las redes sociales de la maldita primavera de este 2010, quien al día de hoy, sólo sabemos que está muerta, pero en la realidad nadie sabe qué pasó en su infausta muerte. La Procuraduría del Estado de México dio palos de ciego de ciego a pasto y como sus pares del DF o la SSP federal, no hay investigación seria alguna que sea confiable y tenga resultados positivos."



" ... Hay un librito perturbador, se lee de una sentada, pero deja ideas zumbando en la cabeza para siempre. Consagró a su autor de un sólo golpe, le llegaría entonces el Premio Nobel de manera natural en plena madurez de vida y obra. La novela es “El Extranjero” y el autor es Albert Camus.

De sobra es conocido el argumento, un tipo “extraño”, que no extranjero, apellidado Meursault, ........... "


segue em:

Ciência e Verdade

http://www.vanguardia.com.mx/cienciayverdad-515843-columna.html

" Y esto y no otra cosa, estimado lector, es lo que viene a mi cabeza, al ver y leer los entramados bizarros legales, en que se hunde la justicia mexicana en varios procesos que si no fueran tan dramáticos, darían risa y nos volverían locos. Nadie, nadie cree en la justicia mexicana. ¿Por qué? Porque, como en la novela de Albert Camus arriba citada, todo se desarrolla sin la intervención de los protagonistas, ausentes ciencia, tecnología, estudios de criminalística, pruebas y eso que llamamos verdad. Verdad que ningún juez, investigador o policía encuentra por ningún lado."


Bela crítica:

Enviar um comentário